Saltar al contenido
Portada » Blog » Parvovirus Canino, todo lo que necesitas saber: síntomas, diagnóstico y tratamiento

Parvovirus Canino, todo lo que necesitas saber: síntomas, diagnóstico y tratamiento

El parvovirus canino es una enfermedad viral altamente contagiosa y potencialmente mortal que afecta principalmente a cachorros, aunque también puede afectar a perros adultos no vacunados. La enfermedad es causada por el virus de la parvo, que ataca el tracto gastrointestinal y los glóbulos rojos de la sangre. A continuación, se describen los síntomas, el diagnóstico, el tratamiento y las secuelas que puede dejar el parvovirus canino.

Parvovirosis canina síntomas

Los síntomas del parvovirus canino pueden variar, pero los más comunes son:

  • Diarrea con sangre
  • Vómitos
  • Fiebre
  • Falta de apetito y decaimiento
  • Apatía y/o letargo
  • Pérdida de peso rápida
  • Dolor abdominal
  • Deshidratación

Los primeros síntomas pueden aparecer a partir del cuarto o quinto día después de la infección, y la enfermedad puede progresar rápidamente. En algunos casos, el parvovirus puede provocar una disminución de glóbulos blancos, lo que puede provocar una inflamación en el corazón y crear síntomas graves para los cachorros, al punto de provocar un ataque cardíaco.

Diagnóstico del parvovirus canino

Los síntomas clínicos presentes en perros infectados con parvovirus suelen ser muy indicativos de esta enfermedad, pero el diagnóstico se confirma mediante análisis de sangre o pruebas rápidas de antígenos en las heces del animal. Es importante que el diagnóstico sea realizado por un veterinario, ya que los síntomas del parvovirus pueden ser similares a los de otras enfermedades.

TE PUEDE INTERESAR  ¿Por qué los perros se vuelven locos después del baño?

Medicamento para parvovirus en perros

No existe un tratamiento específico para el parvovirus canino, pero el tratamiento se centra en estimular las defensas del animal, contrarrestando la deshidratación mediante el suministro de líquidos y electrolitos. Además, puede ir acompañado por transfusiones de sangre. Durante el tratamiento, será necesario realizar diferentes pruebas hematológicas y bioquímicas para controlar la evolución del paciente, además de otras pruebas diagnósticas, si se ha producido afectación del corazón, pulmones o médula ósea.

Secuelas del parvovirus canino

El parvovirus canino puede dejar secuelas en los perros que han sido infectados, especialmente si no se ha tratado a tiempo. Algunas de las secuelas más comunes son:

  • Daño en el sistema inmunológico
  • Daño en el sistema digestivo
  • Daño en el corazón
  • Daño en la médula ósea

Es importante destacar que la mejor forma de prevenir el parvovirus canino es mediante la vacunación. Si sospechas que tu perro puede estar infectado con parvovirus, es importante que lo lleves al veterinario lo antes posible para que reciba el tratamiento adecuado.

Cómo se transmite el parvovirus canino

El parvovirus canino se transmite principalmente por contacto oral/nasal directo de un perro infectado a otro perro, a través de las heces de perros infectados con el virus y también vía intrauterina, es decir, de madre infectada con el virus a cachorros durante el embarazo. El virus de la parvo también puede estar presente en superficies y objetos que hayan estado en contacto con las heces contagiadas. Otros animales, como roedores e insectos, pueden ser vectores de transmisión del parvovirus canino. El virus puede vivir en el excremento por más o menos dos semanas y puede existir en el ambiente (en los pisos o jaulas) por muchos meses. Es importante destacar que el parvovirus canino no se contagia a los humanos, aunque existe un parvovirus humano B19 que afecta a las personas.

TE PUEDE INTERESAR  Cómo actuar ante emergencias caninas

Cuánto tiempo puede sobrevivir el parvovirus canino en el excremento de un perro infectado

El parvovirus canino puede sobrevivir en el excremento de un perro infectado por un período de tiempo variable. Algunas fuentes indican que el virus puede sobrevivir entre 5 meses y un año, mientras que otras fuentes indican que el virus puede vivir en el excremento por más o menos dos semanas. Además, el virus puede existir en el ambiente, como en los pisos o jaulas, por muchos meses. Es importante destacar que el parvovirus canino es muy resistente y puede sobrevivir en condiciones ambientales extremas. Debido a que el virus es tan resistente, es importante tomar medidas preventivas para evitar la propagación del virus, como la vacunación y la limpieza y desinfección adecuadas de las áreas donde los perros infectados han estado.

Cuánto tiempo dura el tratamiento para el parvovirus canino

En general, el tratamiento puede durar varios días, y el perro puede necesitar hospitalización durante este tiempo. Algunas fuentes indican que un perro infectado con el virus puede pasar hasta 3 semanas desde el inicio del tratamiento hasta su alta para poder eliminar por completo el parvovirus. Sin embargo, la duración del tratamiento puede variar dependiendo de la gravedad de la enfermedad y la respuesta del perro al tratamiento. Es importante destacar que el tratamiento debe ser realizado por un veterinario y que la prevención mediante la vacunación es la mejor forma de evitar la enfermedad.

 El tratamiento del parvovirus canino se centra en estimular las defensas del animal, contrarrestando la deshidratación mediante el suministro de líquidos y electrolitos, y puede ir acompañado por transfusiones de sangre. Además, durante el tratamiento, será necesario realizar diferentes pruebas hematológicas y bioquímicas para controlar la evolución del paciente, además de otras pruebas diagnósticas, si se ha producido afectación del corazón, pulmones o médula ósea. 

TE PUEDE INTERESAR  Identifica los síntomas de enfermedades caninas

Medidas a tomar para prevenir la propagación del parvovirus canino

 A continuación, te mencionare algunas medidas preventivas para evitar la propagación del parvovirus canino:

  • Vacunación: La mejor forma de prevenir el parvovirus canino es mediante la vacunación. Los cachorros deben recibir la primera dosis entre las 6 y 8 semanas de edad, y se repitan cada tres o cuatro semanas hasta casi 16 semanas de edad. Además, se necesitan vacunas de refuerzo, concretamente, 12 meses después de la vacuna inicial. Luego, el perro necesitará un refuerzo cada tres años a partir de entonces. 
  • Evitar el contacto con perros infectados: El parvovirus canino se transmite principalmente por contacto oral/nasal directo de un perro infectado a otro perro.  
  • Higiene: Es importante mantener una buena higiene en el hogar y en las áreas donde los perros pasan tiempo.
  • Controlar la propagación del virus: El parvovirus canino es muy resistente y puede sobrevivir en condiciones ambientales extremas.

Es importante destacar que la prevención mediante la vacunación es la mejor forma de evitar la enfermedad. Si sospechas que tu perro puede estar infectado con parvovirus, es importante que lo lleves al veterinario lo antes posible para que reciba el tratamiento adecuado.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *