Saltar al contenido
Portada » Blog » Perro de los faraones

Perro de los faraones

El perro de los faraones, también conocido como podenco faraónico, es una raza de perro originaria de la isla de Malta en el Mediterráneo. Se cree que esta raza desciende de lebreles adiestrados por los fenicios y dejados en islas aisladas, donde se reprodujeron entre ellos durante siglos. Aunque la leyenda dice que este es el perro que los faraones egipcios tanto admiraban, no hay evidencia que respalde esta afirmación.

Orígenes e Historia del Perro de los faraones

El perro de los faraones también conocido como podenco faraónico es una variedad milenaria cuyos orígenes se remontan a hace más de 5000 años. Existe la creencia que desciende de un lobo de la península arábiga. Actualmente, también se encuentra como perro de compañía.

Se cree que los marineros fenicios llevaron a Malta a estos perros, que luego se reprodujeron en la isla durante siglos.

Historia detrás del nombre «perro de los faraones»

El nombre «perro de los faraones» se debe a la asociación histórica de esta raza con el antiguo Egipto. Fue venerado por los faraones de las dinastías egipcias, quienes lo trataron durante mucho tiempo como un ser divino.

De hecho, muchas manifestaciones artísticas del Antiguo Egipto (pinturas, jeroglíficos, literatura, etc.) hicieron referencia a esta raza. Los datos obtenidos a partir de este legado cultural permitieron conocer que el perro de los faraones fue una de las primeras razas en ser domesticadas durante los orígenes de las grandes civilizaciones. Se sabe que acompañaban a los faraones a cazar gacelas en las planicies africanas, de ahí su nombre

TE PUEDE INTERESAR  Ratón de Praga

características del perro de los faraones

El perro de los faraones es una raza de perro de tamaño mediano con un aspecto majestuoso y grácil. Algunas características físicas de esta raza incluyen:

  • Tamaño: Los machos miden entre 55 y 63 cm de altura a la cruz, mientras que las hembras miden entre 53 y 61 cm. El peso promedio de los machos es de 32 kg y de las hembras es de 25 kg.
  • Pelaje: Tienen un pelo corto.
  • Cabeza: La cabeza es grande y alargada, con una expresión inteligente y atenta.
  • Ojos: Los ojos de los perros del faraón tienen un tono ámbar y están bastante juntos.
  • Orejas: Las orejas son erguidas y se insertan bien arriba de la cabeza.
  • Colores: El perro de los faraones puede tener tonos de rojo al café claro, con posibles manchas de blanco en los dedos del pie, pecho, frente y punta de la cola.

Temperamento de esta raza de perros

El perro de los faraones suele tener una personalidad alegre, sociable, afectuosa, juguetona, fiel a la familia, independiente, alerta, vivaz, entusiasta e inteligente. Es un perro bastante ladrador y le gusta realizar paseos activos. Cuenta con la capacidad de aprender órdenes con relativa rapidez y también es capaz de obedecerlas con mayor confianza ante cualquier estímulo nuevo. Es un perro bastante independiente que, a la vez, es muy fiel a la familia. Tienen el deseo interior de cazar y la resistencia necesaria. Es un perro tranquilo dentro de casa, pero sensible, distante y cauteloso con extraños. Pocas razas pueden afirmar que coinciden con la paciencia y la dulzura de esta raza con los niños, y se llevan bien con otros perros.

TE PUEDE INTERESAR  American Staffordshire Terrier Raza, Información y Características

Salud del perro de los faraones

Es una raza generalmente saludable, pero como todos los perros, puede ser propenso a ciertos problemas de salud. Algunos de los problemas de salud que se asocian comúnmente con esta raza incluyen:

  1. Sensibilidad a los anestésicos: Se ha observado que esta raza puede ser sensible a ciertos anestésicos, por lo que es importante informar al veterinario sobre esta sensibilidad si se requiere anestesia para cualquier procedimiento médico.
  2. Problemas de la piel: Algunos perros del faraón pueden ser propensos a desarrollar alergias cutáneas, por lo que es importante prestar atención a su piel y consultar a un veterinario si se observan signos de irritación o picazón.
  3. Problemas oculares: Algunos ejemplares de esta raza pueden presentar problemas oculares, como cataratas o enfermedad de la retina, por lo que es recomendable realizar exámenes oftalmológicos periódicos.
  4. Problemas de cadera: Al igual que muchas razas de tamaño mediano a grande, el perro del faraón puede ser propenso a desarrollar displasia de cadera, una afección en la que la articulación de la cadera no se desarrolla adecuadamente, lo que puede provocar cojera y dolor.

Es importante que los propietarios de perros de los faraones proporcionen una dieta equilibrada, ejercicio regular y chequeos veterinarios periódicos para mantener la salud y el bienestar de sus mascotas

Que tener en cuenta a la hora de adoptar perro de los faraones

Al considerar la adopción de un perro de los faraones, es importante tener en cuenta varios aspectos:

  1. Experiencia del dueño: Se considera que es un perro apto para dueños con experiencia, ya que puede requerir cierto nivel de adiestramiento y socialización.
  2. Necesidades de ejercicio: Son perros activos que disfrutan de paseos activos y requieren al menos una hora de ejercicio al día para mantenerse física y mentalmente sanos.
  3. Convivencia con otras mascotas y niños: Puede necesitar entrenamiento para vivir con otras mascotas y niños, por lo que es importante considerar este aspecto al adoptar un perro del faraón .
  4. Cuidados del pelaje: Requiere aseo una vez por semana y, en términos de cepillado, será suficiente con realizar un cepillado diario ligero o un cepillado semanal más intenso, complementado con baños rutinarios.
  5. Educación y socialización: Es importante una correcta educación desde temprana edad para evitar conductas no deseadas, así como una socialización adecuada con otras mascotas y personas.
¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *